25/11/08

Prudencia

Una niña le estaba hablando de las ballenas a su maestra. 

La profesora dijo que era físicamente imposible que una ballena se tragara a un ser humano porque aunque era un mamífero muy grande su garganta era muy pequeña. 

La niña afirmó que Jonás había sido tragado por una ballena.
Irritada, la profesora le repitió que una ballena no podía tragarse a ningún humano; físicamente era imposible. La niña dijo:

- Cuando llegue al cielo le voy a preguntar a Jonás.

La maestra le preguntó:

- ¿Y qué pasa si Jonás se fue al infierno?

La niña le contestó:

- Entonces le pregunta usted.

4 comentarios:

  1. La niña obtuvo un suspenso. La declararon conflictiva. Intervino inspección educativa y un equipo psicológico. Volvieron locos a sus padres y a ella. La marcaron y de paso consiguieron poder putearla, en el cole y fuera de el, cualquiera que quisiera, toda su vida. No consiguieron cambiarla.

    ResponderEliminar
  2. La niña en la actualidad es cooperante de Médicos sin Fronteras. La maestra después de ser Concejala de Cultura y Alcaldesa de su pueblo se postula para Presidenta de su Comunidad Autónoma, parece q tiene un gran futuro en política.

    ResponderEliminar
  3. Otra niña25/11/08 22:38

    Le preguntaréis también a Jonás vosotras¿?

    ResponderEliminar
  4. La Ballena26/11/08 16:34

    Otra niña:
    ¿Por qué no vienes conmigo de excursión y miramos a ver si te puedo tragar o no?

    ResponderEliminar

Tu espacio para comentar...